sábado, 5 de octubre de 2013

Dejad de mirarme


Sabes que la he fastidiado. Pero no dices nada. ¿Por que? Tu silencio me está matando. Tus ojos marrón avellana se me clavan en el alma y a partir de este momento sé que no los voy a olvidar aunque viva para siempre. A tu aguja se le unen más. Todo el mundo lo ha visto. Todo el mundo me ha visto. Y saben que la he fastidiado. Habíamos trabajado mucho para esto. Tu y yo. Si, si, ahora todo se ha acabado. Por mi culpa, lo sé.
Dejad de mirarme, ya se lo que he hecho...